Enséñame lo que diseñaste

Este artículo está referido a la presentación de productos usando lápiz, ratón y teclado. El tema de maquetas, prototipos y afines lo dejo a los expertos el área del lijado.

Quizás sea obvio hablar sobre lo que hay que mostrar y describir cuando se presenta el diseño de un producto, sin embargo no está demás retomar esa información.

Que nota dibujar!!!

Quio_sketch

La disciplina del diseño industrial requiere obligatoriamente la gráfica, como el medio adecuado para representar la generación de propuestas con el dibujo conceptual y el diseño definitivo del producto a través del dibujo descriptivo.

El dibujo conceptual se manifiesta como el pensamiento plasmado por el lápiz, sensibiliza las implicaciones de diseño, cristaliza las ideas, plasma el aspecto global del producto, aprovecha flechas y palabras para hacer descripciones breves (materiales, dimensiones generales, notas), no precisa una escala exacta pero si apela por la proporción, define relaciones 3D.

Su grado de calidad visual se basa en un boceto conceptual, debe tener un perfil definido, resalta líneas de contorno y secciones, incorpora algunos detalles por separado.

La representación pictórica con gran calidad visual, fue empleada durante los años 40 a fin de VENDER la idea, el dibujo técnico era inadecuado para ello. Recordemos que para esa época en Estados Unidos la estrategia de comercialización era la de cambiar rápidamente la estética del producto.

Los gráficos de presentación llaman la atención del cliente, se caracterizan por ser dibujos elegantes con precisión geométrica y física, en donde se detallan correctamente las partes, secciones, sombras, reflejos, matices, tonos, texturas.

Hay varias formas de representación del diseño definitivo, permitiendo proyectar la información necesaria. Los dibujos de objetos en sección eliminan parte de la carcasa para visualizar la disposición interna de los elementos. El despiece separa las partes más importante y permite ver su disposición en el conjunto. El dibujo general de conformación acota los detalles técnicos, generalmente utilizando vistas ortogonales.

El dibujo detallado conjuga gráficos de presentación en donde se realzan los atributos del producto, preferiblemente usando perspectiva cónica pues representa a los objetos tal cual los vemos; incorporando vistas diédricas con referencias técnicas.

Sin embargo, hay un sinfín de datos que por más que hagamos miles de dibujos la información estaría dispersa, por ello se recurre a la descripción escrita. Aquí entra en escena la Memoria Descriptiva.

Que pereza escribir!!!

La memoria es un documento informativo que contiene la descripción y justificación de la solución adoptada. Ella se compone de  tantos apartados como sistemas y subsistemas tenga el producto diseñado. De la consulta de la memoria se debe obtener toda la información del proyecto, sin necesidad de recurrir a otros documentos. Ella expone todos los aspectos de forma clara y precisa.

La memoria  de un objeto de diseño industrial debe reflejar los siguientes apartados:

–       Presentación del producto: con pocas palabras se le dé respuesta a las preguntas ¿qué es?, ¿para qué sirve?, ¿cómo es?, ¿cuáles son sus atributos?, ¿con que materiales?…

–       Ficha técnica, es una descripción resumida de los aspectos más relevantes de producto: nombre,  definición,  categoría, dimensiones generales, materiales y acabados, usuario, contexto, costo, atributos relevantes, instalación, ensamblaje, etc. Estos varían de acuerdo al tipo de producto que se haya diseñado.

–       Componentes y piezas en detalle, menciona y describe cada sistema, subsistema y parte del producto. El jerarquizar simplifica la ejecución de este despiece en palabras.

–       Aporte del producto: en que contribuye el objeto que se realizó?. Seguramente se usan palabras como “renueva”, “mejora”, “actualiza”, “normaliza”, “conforta”, “regula”, “transforma”, “estandariza”. Debe haber un aporte del producto a la situación planteada en el problema.

Se detallan las consideraciones.

–       Las funcionales, describen los propósitos del producto: “proteger”, “iluminar”, exhibir”, “contener”, “transportar, “señalizar”. Como se logra y a través de qué?

–       Las formales y estéticas, describen el porqué el producto tiene determinada forma, respaldado por los conceptos usados, las dimensiones, las proporciones, los colores, las texturas.

–       Las  ergonómicas, describen el empleo de criterios como “seguridad”, “confortabilidad”, “adecuación”, “antropometría”, “dimensiones”, “proporciones”, “biomecánica”…

–       Las tecnológicas, se refieran al porqué de la selección y uso de materiales, conformado, tecnologías, empresas, acabados superficiales, piezas estandarizadas.

–       Las de ensamblaje, armado y/o instalación, mencionan y describen los elementos, pasos y procesos requeridos para tal fin.

–       En las de costo del producto se establecen las estimaciones presupuestarias del proyecto o los costes de la manufactura.

–       Las legales exponen como el producto se rige bajo “x” normativa(s).

El anterior listado puede estar sometido a juicio de cada uno, es solo una guía que permite establecer bases de la estructura de una memoria.

Estos tips permiten abordar la presentación de un producto de forma adecuada. La primera impresión cuenta muchísimo, la exigencia de “excelente acabado final” también se aplica en el papel.

Que 4rr3Ç]-[0 quedó!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s